martes, 24 de febrero de 2015

MUG CAKE DE NUTELLA Y CREMA DE CACAHUETE

Sí, ¡por fin he hecho un mug cake! La verdad es que últimamente no hago más que verlos por los blogs y cada vez tenía más ganas de probar en casa. Son una delicia que se hace en cuestión de minutos y que están de vicio. Además como le podemos ir variando los ingredientes pues creo que no vamos a parar de prepararlos ;)





Para estrenarme quería uno que estuviese 100% chocolateado y que además llevara otro de los ingredientes que tanto me gustan: ¡la crema de cacahuete! 
Si además le añadimos unos chocolates Reeses, el mug cake se convierte en una bomba, tan rico que no pararás hasta haber dejado la taza sin una miga y sin rastro de su contenido ;)




La base de la receta la he cogido del blog Objetivo Cupcake Perfecto, y luego la he modificado añadiendo la crema de cacahuete y los Reeses, ¡no lo pude evitar!





¿Os animáis a probarlo en casa? Pues ahí va la receta ;)
Necesitamos:
1 cucharada de aceite (yo lo utilicé de girasol)
1 huevo
2 cucharadas de leche
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de Nutella
2 cucharadas de crema de cacahuete
3 cucharadas de harina
1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
1/4 de cucharadita de levadura en polvo
4 chocolates Reeses (si tenéis)

Lo podemos hacer a mano con unas varillas. Yo estaba en plan comodón y lo hice en la KA.
Ponemos el aceite, el huevo y la leche y lo mezclamos unos segundos.
Añadimos el azúcar y mezclamos.
Ponemos la Nutella y la crema de cacahuete, y mezclamos un poco más.
Incorporamos la harina, el cacao y la levadura. Mezclamos.
Troceamos 2 Reeses y se los añadimos a la mezcla.

Lo ponemos en una taza y metemos al microondas a máxima potencia durante un minuto. 
Añadimos los otros dos Reeses por encima también troceados y programamos en intervalos de 10 segundos hasta que el mug cake esté hecho.
Si os gusta bien hecho lo ponéis más tiempo. Si os gusta menos hecho, menos tiempo.





El resultado está tan rico que de verdad pienso que debería ser ilegal, jajaja. Un vicio, ya estoy pensando en el siguiente mug cake que va a caer ;)
¡Un beso!

jueves, 19 de febrero de 2015

DESCUBRIENDO RESTAURANTES: YAKITORO BY CHICOTE

¡Buenos días! Hoy vengo con una entrada diferente a lo que os tengo acostumbrados. He tenido la gran suerte de poder visitar Yakitoro, el restaurante de Alberto Chicote, y estoy deseando contaros todo con detalle :D


Aunque costi y yo teníamos muchas ganas de ir no lo teníamos marcado en la agenda. Pero la semana pasada fuimos a hacer turismo por el centro de Madrid y un poco intencionadamente acabamos en la puerta de Yakitoro ;)
Había gente haciendo cola, unas 14-16 personas, algunos con reserva y otros sin ella. Nos animamos y decidimos probar suerte por si quedaba algún hueco libre.  A las 13:00 en punto abrieron y aunque nos dijeron que ya no les quedaban mesas, nos ofrecieron la opción de comer en la barra en el lugar del local que eligiéramos. Nos pareció una idea estupenda, elegimos sitio y sentados frente a las enormes cristaleras que dan a la calle Reina pudimos disfrutar de lo que a nosotros nos pareció todo un espectáculo gastronómico.



Os contaré que el local tiene un aire muy moderno. La cocina tiene un gran cristal de tal forma que se ve cómo cocinan. En el centro del comedor hay una gran parrilla donde preparan comida continuamente.
Las mesas son alargadas y en el centro hay un hueco lleno de hielo donde se enfría la bebida. En nuestro caso al estar en la barra y no en una mesa, manteníamos nuestras cervezas frías en un gran cubo lleno de hielo.



No hay mucha decoración pero la que hay es bastante original y funcional. A lo largo de la barra hay plantas que aparte de la función meramente decorativa sirven para "ocultarte" un poco de las miradas directas de la gente que pasa por la calle ;). Y como detalle, todos los maceteros están llenos de dedicatorias.



Los camarer@s llevan como uniforme unos curiosos "monos" con su nombre bordado. No sé muy bien a qué harán referencia pero bien podrían ser copia de un traje espacial o un guiño a algún país asiático. En este restaurante hasta los uniformes son originales y desenfadados, y el hecho de que lo completaran con calzado deportivo nos encantó, que para trabajar hay que ir cómodo y más si te pasas la jornada de pie caminando de un lado a otro ;)
La música ambiente también nos gustó bastante, era variada y animada y muy diferente al típico hilo musical de melodías clásicas.

Enseguida nos preguntaron qué queríamos beber y comer.
La bebida estaba clara, un par de cervezas algo distintas a lo que estamos acostumbrados a tomar, una Kirin y una Yakitoro, ambas de medio litro, ideales para que te duren toda la comida. Buenísimas, nos gustaron mucho, pero sobre todo la Yakitoro que tenía un toque tostado estupendo.



En cuanto a la comida, como habíamos leído que era un restaurante de raciones para compartir, decidimos elegir variadito para ir probando.
En general emplean alimentos habituales pero cocinados de tal manera y acompañados de unas salsas tan sabrosas y con tantos matices diferentes, que lo que esperabas en un principio acaba variando y te encuentras con riquísimas combinaciones que se salen lo habitual.
Estos son los platos que tuvimos la suerte de probar:

Dados de calabaza asados con caviar de trucha. Increíble ver que con un poco de calabaza se puede hacer una brocheta tan original y sabrosa



Yaki-Shabu de salmón con salsa agripicante. En este plato el camarero que nos atendió (que por cierto era majísimo) nos dijo que pusiéramos a marinar el salmón durante 3 o 4 minutos. Nos gustó tanto que terminamos comiéndonos la salsa que sobró a cucharadas :D. Agripicante y buenísima.



Dados de pollo en tempura y salsa PX. El pollo no podía estar más jugoso y la salsa era una delicia


Yakibokata de foie-gras caramelizado a la plancha y puerros. ¿Qué me decís de ese pan? Me recordó mucho a un chinese bun, Estaba muy bien cocinado y el relleno estaba de vicio, el contraste de foie con el caramelo era una combinación que no había probado nunca y me encantó.


Patatas fritas en tempura con salsa de sésamo tostado. Este plato fue un no parar y sentir pena porque se estaba terminando :D. Riquísmas, crujientes y con un toque buenísimo a sésamo.


Me queda pendiente probar los postres pero no teníamos nada de hambre y como allí mismo decidimos que íbamos a volver, lo dejamos pendiente para la próxima visita.

Toda una experiencia de sabor y muy recomendable. De hecho ya estoy liando a unos amigos para ir y disfrutar de Yakitoro todos juntos. Lo único que podría haber mejorado la experiencia habría sido coincidir por allí con Alberto Chicote, pero no tuvimos suerte... Quién sabe, quizás la próxima vez ;)
¡Un beso!

lunes, 16 de febrero de 2015

¡TACO SALAD!

¡Buenos días! Hoy vengo con un invento gastronómico sencillo y divertido que descubrí en uno de mis viajes a EEUU, ¡la taco salad! En resumen viene a ser una ensalada dentro de la masa de un taco. Fácil de preparar, rápida, y oye, una forma de presentar la ensalada que hace que nos dé menos pereza comérnosla ;)








En plena dieta recordé este plato. Es que tanta lechuga me aburre, y con esta presentación parece que me animo más a comerla :D







Necesitamos:
1 taco por cada ensalada que vayamos a preparar
unas gotitas de aceite de girasol
Y lo que queráis para vuestra ensalada. A la mía le puse:
lechuga
langostinos
palitos de surimi
queso de cabra
melocotón
salsa de soja


La preparación no puede ser más sencilla. Encendemos el horno a 200º. En la base de un cuenco apto para horno ponemos unas gotitas de aceite (esto es para evitar que se pegue). Colocamos el taco dentro del cuenco con la forma que tiene en las fotografías, y horneamos durante 10-15 minutos o hasta que empiece a tostarse.
Lo sacamos del horno y con cuidado de no quemarnos y de que no se rompa, sacamos el taco del cuenco.

Lo rellenamos con los ingredientes de la ensalada, lechuga troceada, langostinos, surimi, melocotón y queso, y por último añadimos la salsa de soja.
Y ya estaría listo para comer.








Así no da pereza comer ensaladita. Además lo podemos poner como plato único o como acompañamiento de una carne o un pescado ;)
Un beso :D

lunes, 9 de febrero de 2015

TARTA DE QUESO CON CREMA DE CACAHUETE Y OREO

A ver quién puede resistir la tentación de probar esta receta... La vi en el blog de Alma Obejtivo Cupcake Perfecto y no pude evitarlo, la puse directamente en mi lista de "Recetas que tengo que hacer sí o sí". Los ingredientes que lleva me encantan, soy muy fan de la crema de cacahuete, el queso y las Oreo,y todo junto combinado en una tarta me parece lo más fabuloso del mundo mundial dentro del universo tarta de queso ;)






Tras comprar todos los ingredientes decidí que mi dieta había llegado a su fin. No nos engañemos, no encuentro excusa para justificar el haber hecho una tarta así en pleno régimen... Pero es que ya no aguantaba más la tentación!!!
Aunque debo decirlo: ha merecido la pena mucho mucho hacer esta ingesta calórica desorbitada ¡porque está de vicio!








Ingredientes:
Para hacer la base:
180g de Oreo
15g de azúcar
90g de mantequilla sin sal

Para el relleno:
180g de crema de cacahuete
570g de queso de untar (light no! Tiene que ser del normal)
140g de azúcar
2 cucharadas de harina
4 huevos
65ml de nata para montar

Para la cobertura:
125g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass
1 taza de queso crema
10 Oreo trituradas

Para decorar:
4 Oreos partidas
4 Reeses troceados (si tenéis)

Precalentamos el horno a 180º
Preparamos el molde desmoldable donde vayamos a hacer la tarta cubriéndolo con una fina capa de margarina y harina, así evitaremos que se pegue.
Empezamos triturando las galletas Oreo. Yo lo hago en la Thermomix durante 7 segundos a velocidad 8 con 3 golpes de turbo. Le incorporamos el azúcar.
Derretimos la mantequilla en el microondas y se la añadimos, lo mezclamos bien y cubrimos la base y parte de la pared del molde donde vayamos a hacer la tarta. 
Lo metemos al frigorífico.

Mientras preparamos el relleno.
En el vaso de la batidora ponemos la crema de cacahuete, el queso, el azúcar y la harina, y lo batimos con las varillas hasta que se forme una mezcla homogénea. Yo en la KA lo tuve un mar de minutos a velocidad 4.
Vamos añadiendo los huevos uno a uno y sin dejar de batir.
Añadimos la nata, mezclamos un poco más y lo ponemos todo en el molde de la tarta sobre la base de gallestas Oreo que ya teníamos preparada.

Lo horneamos a 180º durante 15 minutos. Luego bajamos el horno a 120º y la dejamos unos 85 minutos (ya sabéis que esto depende del horno, estará lista cuando se quede firme)
Sacamos la tarta y dejamos que coja temperatura ambiente. Después la metemos al frigorífico y la tenemos de un día para otro (Esta es la parte más difícil porque estás deseando comértela... pero hay que esperar)

Cuando pase ese intervalo de tiempo preparamos la cobertura. Ponemos la mantequilla en el recipiente de la batidora y mezclamos a velocidad alta hasta que se forme una crema. Poco a poco y sin dejar de batir añadimos el azúcar glass, el queso crema y las Oreo trituradas.
Lo ponemos por encima de la tarta de queso y la decoramos con las Oreo y los Reeses troceados.




Lista para comer! Ha sido una de las recetas más golosas que he preparado en todos los años que llevo con el blog. Está riquísima y llena mucho, así que con un cachito tendréis energía para muchas horas. Rica rica, un vicio. La tuve que repartir porque si me la hubiera comido yo sola no sé qué habría sido de mí ;)
¡Un beso!

jueves, 5 de febrero de 2015

SANDWICH DE HUEVO FRITO, SÍ SÍ, DE HUEVO FRITO

¡Buenos días! Hoy vengo con una receta que en casa preparamos mucho... quizás demasiado :D
Es el típico plato que haces en 5 minutitos aprovechando lo que tengas por el frigorífico y que casi siempre apetece. Un sandwich con huevo frito, con muchos más ingredientes pero teniendo como protagonista principal al huevo frito ;)





Para hacerlo un poco más sano el huevo lo preparo en el microondas. Estaréis pensando "Esta chica se ha equivocado, ¿cómo va a hacer un huevo frito al microondas?" Pues sí que se puede! Lo he visto varias veces en internet y cuando por fin me decidí a probarlo me dí cuenta que salía bien. 
Es rápido y muy fácil, y lo mejor es que evitas el utilizar mucha cantidad de aceite por lo que resulta ser más sano.




Necesitamos:
2 rebanadas de pan de molde (esta vez lo utilicé con cereales)
un poquito de margarina (para untar en el pan)
1 huevo
unas gotitas de aceite de girasol
lechuga
queso
pepinillo en vinagre
cebolla frita
una cucharadita de salsa rosa


Empezamos preparando el huevo. Se puede freír siguiendo la manera habitual o en el microondas. Para hacerlo en el micro necesitamos un cuenco. En la base ponemos unas gotitas de aceite, añadimos el huevo ya sin cáscara y un poquito de sal. Tapamos completamente el cuenco utilizando un poco de papel film y hacemos unos agujeritos en el plástico con la punta de un cuchillo. Yo lo meto al microondas durante 50 segundos a potencia 450. Dependiendo de si lo queréis más hecho o menos hecho, vais aumentando o disminuyendo el tiempo ;)

Untamos las rebanadas de pan con un poco de margarina y las tostamos en una sartén. 
A una de ellas le ponemos la salsa rosa y la extendemos por una de sus caras.
Y ya sólo queda montar el sandwich poniéndole lo que más os apetezca ;)




Rico rico y más rápido y fácil imposible. Si probáis a hacer el huevo al microondas ya me contaréis qué tal os queda. Un beso!

lunes, 2 de febrero de 2015

RAMEN DE LANGOSTINOS Y LA DEGUSTABOX DE ENERO!

Hoy vengo con una receta japonesa, ¡ramen! No está muy claro pero se cree que el origen de este plato es chino, aunque donde más extendido está es en Japón. Al principio era el acompañamiento del plato principal, pero poco a poco fue ganando protagonismo y ha llegado a convertirse en un plato único. Son muchas las cadenas de comida rápida en las grandes ciudades de este país donde sólo venden ramen, aunque también lo venden en puestos ambulantes. Los dos ingredientes principales son los fideos y la sopa, y partiendo de esa base se pueden crear multitud de tipos de ramen.






Yo lo he preparado acompañado de langostinos en tempura, huevo duro y puerro.

La primera vez que lo probé fue en EEUU, y no fue ramen precisamente sino udon. El udon es como el ramen pero con los fideos más gorditos. En el ramen los fideos son finos.




Y viendo las fotos posiblemente os preguntaréis :"¿Cómo ha hecho los huevos duros con forma de conejo y oso?" Jajaja, pues muy fácil. En EEUU entré en una tienda de productos japoneses y tenían unos moldes. Ponía que era para hacer huevos duros con esas formas y aunque al principio no veía claro cómo hacerlo acabé comprándolos. Una vez en casa los probé.
Hay que cocer el huevo, quitarle la cáscara, meterlo en el molde, cerrarlo y ponerlo en un recipiente con agua fría durante 10 minutos. Pasado este tiempo se saca, se abre el molde y el huevo tiene esa forma. 
Para el ramen yo los corté por la mitad, pero vistos enteros quedan de lo más original ;)






Para hacer el ramen he utilizado la pasta oriental de Maggi que venía en la Degustabox de enero.
Este mes la Degustabox ha venido cargada de cosas ricas, muchos productos para aprovechar en casa y hacer con ellos recetas.
Todos son productos de alimentación, de marca y algunos de ellos son nuevos lanzamientos (a mí me encanta probar las cosas que no conocía ;) )
Este mes la caja traía patatas fritas de Soria Natural, hélices extrafinas de Gallo, bebida láctea de Sportlife, Palotes de Damel, burguer de atún de Isabel, un refresco de Laimon Fresh, palomitas de chocolate y rings de chocolate Facundo, unos riquísimos bombombes Lindt para celebrar que en febrero es San Valentín, pasta oriental express de Maggi, jugosos a la sartén de Maggi y como producto extra, Chocapic de choco avellana.




Si queréis más información de la Degustabox sólo tenéis que pinchar aquí para entrar en su web, aquí para su Facebook y aquí para su Twitter utilizando el usuario @Degustabox.
¿Os animás a pedirla? Si la respuesta es sí, aquí os dejo un código para que la primera caja os cueste 9,99€ (gastos de envío incluidos) en lugar de los 14,99€ que suele costar habitualmente. El código es 66WCJ


Vamos con la receta del ramen.
Para dos cuencos necesitamos:
8 langostinos pelados
tempura para pescado
2 huevos cocidos
1 puerro
250ml de agua 
1 sobre de miso
1 bote de pasta oriental de ternera de Maggi
1 bote de pasta oriental de pollo de Maggi

Empezamos sumergiendo los langostinos en la tempura y friéndolos en abundante aceite hirviendo. Estarán listos en un par de minutos, los sacamos y los dejamos escurrir sobre un plato con papel de cocina para que suelten el aceite. Reservamos.

Cocemos los huevos, los pelamos y yo en mi caso los metí en el molde para darles forma durante 10 minutos dentro de un cuenco con agua fría. Los sacamos, los cortamos por la mitad y reservamos.

Lavamos y cortamos el puerro. Reservamos.

Cocemos el agua hasta que rompa a hervir y añadimos el sobre de miso. Removemos con una cuchara y esta sopa la utilizamos para hacer la pasta express de Maggi. Seguimos las instrucciones del envase, añadimos el contenido de los dos sobrecitos que vienen y llenamos con el líquido hasta la marca. Tapamos el bote y lo dejamos reposar 3 minutos. Después ponemos la pasta en dos cuencos, añadimos los huevos, el puerro y los langostinos en tempura.




El ramen está terminado y listo para comer. 
Riquísimo y además al poder ir variando los ingredientes da mucho juego, por lo que seguro que en casa lo vamos a repetir con nuevos sabores ;)
¡Un beso!

jueves, 22 de enero de 2015

TIMBAL DE AGUACATE Y LANGOSTINOS

Con las recetas que pongo últimamente en el blog, ¿se nota que estoy a dieta? Jajaja, yo creo que al menos un poquito sí ;). Hay temporadas en las que el dulce tiene que estar un pelín apartado y parece ser que ésta es una de ellas. Así que para hacerlo más llevadero voy variando los ingredientes y las presentaciones ;) 






Esta vez os presento mi último invento, un timbal de lechuga, aguacate, langostinos y melocotón. Todo acompañado de una salsa rosa casera.




Para dos timbales necesitamos:
lechuga picada
1 aguacate
20 langostinos
2 melocotones en almíbar

Para la salsa rosa:
4 cucharadas de mayonesa (si es baja en calorías mucho mejor para nuestro propósito)
4 cucharadas de ketchup
6 gotas de tabasco

Colocamos el aro para hacer el timbal sobre un plato.
Picamos la ensalada con ayuda de una tijera y la colocamos como base de nuestro timbal.
Le quitamos la piel al aguacate, lo troceamos y lo colocamos sobre la lechuga.
Pelamos los langostinos, los troceamos y los ponemos sobre el aguacate.
Escurrimos los melocotones, los troceamos y los colocamos sobre los langostinos.
Retiramos el aro y nuestro timbal ya estaría formado.

Preparamos la salsa mezclando todos los ingredientes y se la añadimos al timbal.


Si no tenéis aro también la podéis presentar en un bol. Queda así de apetecible y está igual de rica.






Si también estáis a dieta desde aquí os mando mucho ánimo. Lo duro que es, sobre todo cuando las tentaciones chocolateras nos rodean continuamente!!! ;)
Un beso y muchas gracias por estar siempre por aquí :D
 

Blog Template by YummyLolly.com