lunes, 15 de septiembre de 2014

HELADO DE CHOCOLATE BLANCO Y KIT KAT, REPASANDO LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

Ya estamos de lleno en septiembre, el mes de las "segundas oportunidades" ;)
A primeros de año te propones mil cosas que prometes empezar a hacer justo después de comerte las uvas. Los primeros días del año se medio lleva, pero pasadas unas semanas la historia cambia...




Por eso cuando llega septiembre con la vuelta al cole, al trabajo y a la rutina en general, es como si el año te diera una segunda oportunidad de retomar esos buenos propósitos que hicimos en enero. Además, todo el mundo se merece una segunda oportunidad y nosotros no vamos a ser menos :D




He repasado mis propósitos de enero y oye, no lo he hecho nada mal durante estos 9 meses. Estoy bastante orgullosa de mi persona ;)
Como más sano, hago más ejercicio, he aprobado el B1 y el B2 de inglés en la Escuela Oficial de Idiomas, voy a empezar a estudiar alemán, he aprendido a distanciarme de las personas "tóxicas" (esas que crean mal rollo alrededor) y lo que es más importante para el blog: hago helados caseros!!!

Con este de chocolate blanco y Kit Kat cookies and cream he encontrado el que por el momento es el más cremoso de todos los que he hecho. Y está rico como para empezar a meter la cuchara y no parar... ¡un vicio!





Ingredientes:
560ml de nata para montar que esté fría
200g de azúcar
1 pellizco de sal
170g de chocolate blanco especial para postres, partido en pedacitos
250ml de leche entera
1 cucharadita de esencia de vainilla
90g de Kit Kat cookies and cream (lo conocí gracias a la Degustabox de agosto)
90g de Kit Kat 


Siguiendo las instrucciones del fabricante, congelar el recipiente de la heladera. El mío lo tuve que meter durante 15 horas al congelador.

En un cazo ponemos la nata con el azúcar y la sal, y lo calentamos hasta que rompa a hervir.
Lo retiramos del fuego y añadimos el chocolate blanco troceado, removiendo hasta que esté totalmente derretido en la mezcla.
Añadimos la leche y la vainilla, removemos hasta que se integre.
Dejamos que se enfríe durante una hora aproximadamente y lo metemos al frigorífico, donde deberá estar unas 24 horas.

Pasado este tiempo montamos la heladera, y cuando esté en funcionamiento vamos añadiendo poco a poco la mezcla. 
Este helado tarda algo más en mantecar que el resto de los que he hecho hasta ahora. Lo tuve 20 minutos. 
Sin parar la heladera añadimos unos 70 gramos de Kit Kat cookies and cream y otros 70 gramos de Kit Kat normal, todo troceado.
Lo dejamos mantecar unos 10 minutos más.
La mezcla resultante la ponemos en un recipiente apto para congelador. Ponemos el resto de Kit Kat troceado en la parte de arriba, lo tapamos y lo metemos al congelador durante 4 o 5 horas más.




Listo para comer. Tiene un sabor genial a chocolate blanco, es cremoso y estás deseando que te toque un pedacito de Kit Kat para comprobar que con ese complemento todavía puede estar más rico :D
¡Un beso!

lunes, 8 de septiembre de 2014

SANDWICH DE HELADO, DEGUSTABOX AGOSTO

Cuando eres muy goloso todos los dulces que ves se te antojan y los tienes que probar. Si además eres un cocinillas no paras hasta prepararlo en casa porque así consigues comerlos todas las veces que quieras, cada vez que te entre antojo :D





La última vez que viajé a EEUU descubrí los sandwiches de helado, dos buenas cookies con una generosa porción de helado dentro.
Como ya me he lanzado a preparar helado casero sólo me hacía falta encontrar las galletas ideales para completar la receta , y las encontré en la Degustabox de agosto. Son de Pepperidge Farm y llevan chocolate y nueces de macadamia. 
Rellenas de helado de dulce de leche se convierten en una merienda de 10 ;)




Como todos los meses la Degustabox ha llegado cargadita de productos de primeras marcas (Isabel, Cruzcampo, Casa Matachín, Kit Kat, Hellmann´s, Pepperidge Farm, Trident, Fontaneda, Kellogg´s, Alodrink, Vicente Vidal y Vicky Catalán), algunos de ellos de lo más novedosos.
Y además este mes también incluye unas muestras de cosméticos de la marca Crea-m!!!

Si queréis más información de la Degustabox sólo tenéis visitar su página, su Facebook o su Twitter con el usuario @Degustabox.
Si os animáis a pedirla aquí os dejo el código 4PRC8 para que os apliquen un descuento y que la primera caja os cueste tan solo 9,99 € (gastos de envío incluidos) en lugar de los 14,99 € que cuesta habitualmente ;)





Para preparar los sandwiches de helado necesitamos:

300ml de leche entera
250ml de nata para montar con un 35% de materia grasa y que esté fría
400g de dulce de leche
8 galletas Pepperidge Farm de chocolate y nueces de macadamia (4 para los sandwiches y 4 para el helado)


Primero, y siguiendo las instrucciones del fabricante, hay que tener muy muy frío el recipiente de la heladera. La mía tuvo que estar 15 horas metida en el congelador.

Calentamos la leche y la nata hasta que rompa a hervir. 
Añadimos 300 gramos de dulce de leche, removemos con una cuchara y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Después metemos la mezcla en un recipiente cerrado y lo dejamos en el frigorífico unas 24 horas.

Pasado este tiempo montamos la heladera, y una vez que esté en funcionamiento vamos echando la mezcla. En mi heladera tiene que estar 17 minutos.
Troceamos 4 galletas y se las añadimos a la heladera, dejándolo que manteque unos 5 minutos más.

Ponemos la mitad del helado en un recipiente apto para congelador. Añadimos la mitad del dulce de leche que habíamos dejado, unos 50 gramos. Ponemos encima la otra mitad del helado y para terminar, el dulce de leche que nos queda.
Lo congelamos unas 3 o 4 horas más para que adquiera más consistencia.

Pasado este tiempo sacamos el helado y formamos los sandwiches con las otras 4 galletas restantes.




Una idea estupenda. Yo no sé a quién se le ocurrirán estas combinaciones tan maravillosas pero desde mi humilde blog le doy las gracias porque a partir de ahora no voy parar de preparar sándwiches de helado ;)
¡Un beso!

lunes, 1 de septiembre de 2014

TARRITOS DE HELADO DE TARTA DE QUESO, ¡TACHADO DE LA LISTA!

Mmmmmm, helados. Están buenísimos, me parecen de lo más apetecibles y los quiero probar todos. En estas semanas me he ido haciendo una lista ya conocida como "la lista interminable de los helados", y el problema que tengo ahora es que no sé cuál quiero hacer primero :D











Me pasé media hora decidiendo, al igual que cuando antes iba a la heladería y me costaba un buen rato decidir qué sabor iba a pedir hasta que presionada por la cola de más de 20 personas que se formaba tenía que elegir uno... ¡Es que todos me gustan!

¿Esto me pasa sólo a mí? ¿O es un "mal" extendido entre la población? ;)
En cualquier caso, y tras hacer el de chocolate y Oreo y el de crema de cacahuete, ha caído el helado de tarta de queso con fresas. Así, sin miramientos.








Está buenísimo. Además del helado con queso, lleva fresas trituradas y pedacitos de galleta, por lo que el sabor y la textura es digno de esas tarrinas de medio litro que venden en los supermercados y gasolineras, esos que coges mientras te pones a ver la tele y que no vuelves a soltar hasta que has arrebañado el recipiente, la tapa, e incluso el código de barras, si te dejan ;)






Con esta receta de helado estreno juguetito: ¡la heladera de KitchenAid! No me patrocinan ni nada por el estilo, jajaja, pero comparada con otra heladera que tuve y que me duró dos telediaros, ¡no hay punto de comparación! Es una maravilla, hace casi 2 litros de helado y es mucho más rápida. 





Para 1,9 litros de helado necesitamos:
100g de yogur griego natural
400ml de nata para montar (que debe estar metida en el frigorífico para que esté fría)
400g de queso de untar (no vale que sea light)
150ml de leche entera
150g de azúcar glass
170g de fresas congeladas trituradas
6 galletas tipo digestive de las grandes

Si lo presentáis en tarritos también necesitaréis (por cada dos tarritos):
4 galletas tipo digestive de las grandes
1/2 cucharada de margarina
1/2 cucharada de nata para montar
2 fresas troceadas

Si lo presentáis en tarrina necesitaréis:
2 galletas más para decorar

Depende de la heladera, pero en la mía tuve que meter el vaso al congelador 15 horas antes de hacer el helado.

En el recipiente de la batidora ponemos el yogur, la nata, el queso, la leche y el azúcar, y lo batimos con las varillas hasta que esté todo completamente integrado. Yo lo puse en la KA un par de minutos a velocidad 1.
Esta mezcla debe estar fría. Si lo veis necesario la metéis en el frigorífico 2 o 3 horas. Si veis que está fría, podemos seguir ;)

Colocamos el accesorio de la heladera, la ponemos en funcionamiento a velocidad 1 y poco a poco vamos echando la mezcla.
Dejamos que pasen unos 17 minutos y sin parar la heladera, añadimos las fresas y las galletas trituradas. Si os gusta con pedacitos lo trituráis menos. Debe estar todo junto en la heladera alrededor de 3 minutos.

Queda un helado de textura cremosa. Si lo preferís un poco más duro para por ejemplo poder hacer bolas, lo metéis en el congelador unas horas más.


Si lo vais a presentar en tarritos debemos derretir la margarina, triturar las galletas, y mezclarlo todo con la nata para hacer la base del tarrito, como si de una auténtica cheesecake se tratara ;)
Encima ponemos helado y para decorar, las fresas troceadas.





Si elegís la presentación en recipiente grande simplemente tenéis que poner el helado, extenderlo uniformemente y decorar con las dos galletas troceadas.





Fácil y rico riquísimo. 
Una fotito con el móvil para colgarlo en Instagram y estamos listos para comérnoslo, no sea que se derrita :D









Yo os dejo y me voy a por la lista, a ver si consigo decidir cuál va a ser la siguiente receta de helado en caer :D. ¡Un beso!

jueves, 28 de agosto de 2014

CUPCAKES SAFARI, EL DÍA QUE ME INVITARON A PAELLA ;)

¡Hola! Hace unos días nos invitaron a una paellita casera, de ésas que se hacen con mucho cariño en el jardín, se les pone un montón de ingredientes y mucho amor, pero que no sale como el cocinero quisiera, jajaja. Quedó con el arroz algo durillo y ni siquiera el color parecía de paella. Pero la intención es lo que cuenta y sinceramente yo nunca me atrevería a preparar una paella para tanta gente, así que olé por el intrépido cocinero aficionado ;)






Por otro lado fue la excusa ideal para juntarnos con la familia, hablar un buen rato y echarnos una partida de póker de esas en las que juega mucha gente y te lo pasas genial.




Como casi siempre que me invitan a algo intento llevar el postre, esta vez me pilló sin ideas y con la necesidad de tener que hacerlo de un día para otro, así que recordé un kit de cápsulas y toppers que tenía en el armario y preparé unos cupcakes.

Tenía varios kits pero me decidí por este de animales. ¿Por qué? Pues posiblemente fue mi subconsciente porque como este verano no hemos podido ir de vacaciones, al menos así podríamos tener la ilusión de ver un safari comestible :D

Aunque tampoco nos vamos a poner en plan mártir porque en dos meses estaremos de nuevo en EEUU disfrutando de unos días libres. Animales como estos veremos ya que el lugar donde vamos es muy original y tiene de todo, pero un safari lo que se dice un safari, no vamos a hacer ;)





Las magdalenas eran de zanahoria y como frosting le hice una cheesecream, un clásico que nunca falla. Las recetas las tenéis aquí.
Para decorar puse un montón de sprinkles de colores y azúcar verde, los toppers de animalitos que venían a juego con las cápsulas de papel y listos para comer.




Para este año me propuse hacer helados y lo he conseguido.
Para el próximo año creo que mi objetivo va a ser aprender a hacer paella para mucha gente. Bueno, y para poca, porque no nos engañemos, no tengo ni idea de hacer paella, jajaja. 
¡Un beso! 

lunes, 25 de agosto de 2014

CARACOLAS DE CABELLO DE ÁNGEL Y CEREALES

¡Buenos días! Creo que este es el verano más estupendo que he vivido en cuanto a temperatura se refiere, ha habido muy pocos días de calor insoportable y se nota que va llegando a su fin, por lo que encender el horno ya no es ningún trauma ;)
Además no me he puesto colorada ni me he quemado y a pesar de no haber tenido vacaciones se me ha pasado volando.






Hace unas semanas nos invitaron a una barbacoa y para llevar algo de postre hice estas caracolas. 
Como ya las había hecho anteriormente con curd de lima y pistachos, y de curd de frambuesa y avellanas, esta vez modifiqué algunos de los ingredientes y el resultado fue un éxito.
Con deciros que casi no llegan a la barbacoa porque las probamos en casa y no podíamos parar de comerlas... ;)

Les puse curd de frambuesa y cabello de ángel, y cereales triturados para darle un toque crujiente. Los cereales de toda la vida, los del desayuno :D




Su preparación es de lo más sencilla y en media hora las tendréis listas.

Ingredientes:
1 plancha de hojaldre fresco
4 cucharadas de curd de frambuesa
5 cucharadas de cabello de ángel
20g de cereales triturados


Precalentamos el horno a 200º y colocamos un papel vegetal.

Con ayuda de un rodillo estiramos el hojaldre hasta dejarlo muy fino y si puede ser con forma rectangular.
Extendemos el curd de frambuesa por toda la superficie.
Después extendemos el cabello de ángel.
Espolvoreamos los cereales triturados.

Formamos un rulo y para unir las juntas ponemos un poquito de agua, así al hornear no se separarán.
Cortamos círculos de aproximadamente 1-1,5cm de ancho y los vamos colocando en la bandeja del horno sobre el papel vegetal, dejando suficiente distancia entre ellos ya que aumentan su tamaño.

Horneamos durante 20-25 minutos o hasta que veamos que la superficie se va oscureciendo.





Estas minicaracolas están buenísimas y se hacen en un momento, así que no hay excusa para no disfrutarlas ;)
Un beso y que disfrutéis de los últimos días de verano!

lunes, 18 de agosto de 2014

TARTA DE CHOCOLATE Y MERENGUE, ÑAM ÑAM

Está taaaaan rica que solo se me ocurre decir "ñam ñam". Si queréis también utilizamos la expresión en inglés "yummy yummy". O mejor, como diría Dora la Exploradora "rico rico rico delicious", jajaja.
De verdad, es que esta tarta está muy muy buena. Y además, ¡no necesita horno! Olé!!! Estos pequeños detalles son importantes, sobre todo cuando en casa hay 30º y no tienes aire acondicionado... cosas que pasan ;)








Este recetón lo he sacado del blog de Alma. Le he hecho alguna modificación, como por ejemplo cambiar la Nutella por Nocilla, pero del resto de la receta no he cambiado nada más, era perfecta :D




Vamos con los ingredientes.

Para la base:
12 galletas digestive de tamaño grande
2 cucharadas de nata para montar
4 cucharadas de Nocilla
1 cucharada de mantequilla fundida

4 cucharadas más de Nocilla

Para el ganache:
310ml de nata para montar
360g de chocolate negro
2 cucharadas de mantequilla

Para el merengue:
2 claras
110g de azúcar

Sprinkles para decorar

Empezamos preparando el molde donde vayamos a hacer la tarta. Le ponemos una capa muy fina de margarina, extendida en la base y las paredes. Así evitaremos que se pegue y podremos cortarla bien.

Hacemos la base.
Trituramos las galletas (en la Thermomix 5 segundos a velocidad 6). Añadimos la nata, la Nocilla y la mantequilla fundida. Removemos bien con una cuchara.
Con ayuda de un tenedor los extendemos por la base y paredes del molde donde vayamos a hacer la tarta.
Lo metemos al frigorífico durante 10 minutos.

Cuando lo saquemos, ponemos unas 5 cucharadas de Nocilla y la extendemos por la base.

Preparamos el ganache.
Troceamos el chocolate y lo ponemos en un recipiente resistente al calor.
Calentamos la nata, y justo cuando empiece a hervir la echamos por encima del chocolate. Removemos bien hasta que todo el chocolate se haya derretido y la mezcla esté brillante.
Añadimos la mantequilla y movemos hasta que esté totalmente disuelta.
Lo ponemos en nuestro molde y lo metemos al frigorífico durante una hora.

Preparamos el merengue.
Calentamos las claras de huevo junto con el azúcar al baño maría hasta que el azúcar esté disuelto. Tardé más o menos unos 5 minutos.
La mezcla resultante la ponemos en el vaso de la batidora, y batimos a velocidad máxima con las varillas hasta que se forme el merengue. Sabremos que está listo cuando quede brillante y cuando al darle la vuelta al bol el merengue no se caiga ;)

Lo extendemos sobre el ganache.








Por último, yo le puse unos sprinkles para decorar.




Y lista para comer.

Si no la vais a comer en el momento mejor tenerla en el frigorífico, sacándola un poco antes de comerla para que el ganache no esté demasiado duro.








Es una bomba, está riquísima y es un vicio. Y el merengue así hecho queda espectacular... Estoy deseando repetirla! Un beso ;)

lunes, 11 de agosto de 2014

EMPANADAS CRIOLLAS CON UN TOQUE MEDITERRÁNEO

¡Buenos días! Hoy toca receta internacional, de esas que pruebas, te llaman la atención y no paras hasta prepararla y comerla en casa. En Guadalajara hay un bar gestionado por un matrimonio de argentinos y como tapa tienen las empanadas criollas. Desde que las probamos, costi y yo nos quedamos con ganas de más, ¡estaban buenísimas! 






Casualidades de la vida, la semana pasada recibí una newsletter de Thermomix con la receta. Así que basándome en ella y añadiendo alguna modificación para darle un toque más mediterráneo, conseguimos que salieran unas riquísimas empanadas criollas.
Tan tan ricas como las del bar no estaban, pero para ser la primera vez quedaron bastante buenas ;)




¿Os animáis a prepararlas? Os pongo los ingredientes para unas 25 unidades

Para hacer la masa necesitamos:
120g de agua
130g de leche (yo la utilicé desnatada)
50g de manteca de cerdo
600g de harina de fuerza
10g de sal
1 huevo
20g de manteca de cerdo fundida para pintar la masa
un poco de maizena para espolvorear

Ingredientes para el relleno:
120g de cebolla
2 dientes de ajo
30g de aceite de girasol
80g de manteca de cerdo
1 cucharada de azúcar
500g de carne picada de cerdo-vacuno
50g de orejones (se pueden sustituir por pasas sin semillas)
1 berenjena
10g de piñones
10g de sal
1 cucharadita de orégano seco
1 cucharadita de ajo molido
1 cucharadita de comino en polvo
1 cucharadita de pimienta recién molida

Para el montaje:
2 huevos cocidos
1 paquete de aceitunas mediterráneas Snacking de Fragata (las descubrí porque venían en la Degustabox de julio)

Empezamos preparando la masa.
En el vaso de la Thermomix ponemos el agua, la leche y 50g de manteca de cerdo troceada, y programamos 2 minutos, temperatura 60º, velocidad 3.

Añadimos la harina, la sal y el huevo, y programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Sobre una superficie espolvoreamos un poquito de harina, sacamos la masa del vaso y sobre la harina le damos forma de bola. La envolvemos con film transparente y la dejamos reposar 30 minutos.

Mientras, podemos ir cociendo y troceando los dos huevos y troceando las aceitunas por la mitad. Todo esto lo necesitaremos al final de la preparación de la receta.

Cuando la masa haya reposado la media hora, la extendemos sobre una superficie y con ayuda de un rodillo formamos un cuadrado de aproximadamente 50x50cm
Fundimos los 20g de manteca de cerdo y pintamos la mitad de la masa, espolvoreamos esa mitad con un poco de maizena y la cubrimos con la otra mitad de la masa que está sin pintar. 
Repetimos esta operación dos veces y metemos la pasa al frigorífico durante 2 horas.

Mientras podemos ir preparando el relleno.
En el vaso de la Thermomix ponemos la cebolla en pedazos grandes y los ajos cortados por la mitad. Programamos 3 segundos a velocidad 5.
Bajamos lo que esté por las paredes del vaso, añadimos el aceite, la manteca, el azúcar y programamos 20 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.
Añadimos la carne picada, los orejones troceados, el interior de la berenjena troceado, los piñones, la sal y las especias, y programamos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.
Lo sacamos del vaso y lo metemos al frigorífico hasta que esté bien frío.


Cuando la masa haya reposado las 2 horas la sacamos del frigorífico, y sin desdoblarla la estiramos con un rodillo hasta que quede muy fina. Cortamos círculos de aproximadamente 12-14 cm de diámetro.




En el centro ponemos un poco de huevo duro, media aceituna y una cucharada del relleno hecho con la carne picada. Humedecemos los bordes con un poco de agua y cerramos la empanadilla haciendo el tan característico repulgo. Seguro que con la práctica consigo que me salga un poco mejor ;)
Las freímos en abundante aceite hirviendo.
Probé a hacer algunas en el horno, pero lo cierto es que estaban más ricas fritas.




Estaban muy muy ricas y nos recordaron mucho a las del bar aunque con nuestro toque mediterráneo ;)
¡Un beso!

 

Blog Template by YummyLolly.com